sábado, 25 de mayo de 2013

Depeche Mode - Speak & Spell

1981 – Speak & Spell – Depeche Mode
D+

New Life
Sometimes I Wish I Was Dead
Puppets
Boys Say Go!
No Disco
What’s Your Name
Photographic
Tora! Tora! Tora!
Big Muff
Any Second Now (Voices)
Just Can’t Get Enough
Dreaming Of Me
Mejor canción: Photographic

No puedo evitar sonrojarme cada vez que este disco suena en las bocinas. George Starostin lo definió como "synth-pop exclusivo para niños de cinco años no-heterosexuales". La Mosca en la Pared dijo alguna vez que "es un disco tan pero tan malo que termina siendo bueno". Y aunque ambos comentarios resultan un tanto exagerados, algo tienen de cierto. 

Muchos años antes de llegar a la cima y dar a luz a aquellos conocidos prodigios suyos durante la segunda mitad de los 80's, Depeche Mode recorrió una prolongada etapa de búsqueda de identidad, de la cual, hoy en día, hasta ellos mismos parecen olvidarse o de plano negar su existencia. El sonido del primer disco de Depeche Mode no es, como suele decirse, inmaduro o adolescente. No señor, el sonido de este engendro se escucha tan infantil, ingenuo y empalagoso que fácilmente cae en los peligrosos terrenos del pop más comercial y desechable. 

El entonces líder de Depeche Mode, Vince Clarke (¡gracias a dios que se fue de DM!) apuntaba claramente a una audiencia pop y fácilmente complaciente, y aunque poseía un talento innegable para componer buenas melodías pop, el disco peca de una irregularidad que asusta. Y es que de momentos te puedes encontrar con temas irremediablemente pegajosos y bien construidos, y al siguiente, chocar de frente con canciones horriblemente empalagosas y superficiales, de aquellas que da pena escuchar a volumen alto.

New Life ciertamente eleva las expectativas, con ese juego de teclados, la contagiosa melodía y esas armonías vocales que conforman una composición pop casi perfecta. Pero luego llega la ridícula (literalmente) Sometimes I Wish I Was Dead, que, en efecto, hace honor a su nombre y te hace desear estar muerto al escucharla. Bien pudo haberse llamado Camino a la Escuelita de la Mano de Mami

Puppets es bastante decente, pero para cuando llega Boys Say Go! no puedo evitar darle la razón a George Starostin respecto a su definición de este álbum mencionada anteriormente. Nodisco tiene ese intro muy interesante, pero todo se va al caño (o al coño) con ese terrible beat del sintetizador y su insípido coroEn What’s Your Name es casi doloroso oír a Dave Gahan cantar ese aberrante pop casi boy-band que bien podría llamarse Romance de Kinder Garden. Incluso Martin Gore ha declarado que de todos los temas que han compuesto, éste es por el que más se avergüenza.


Por fortuna, Photographic rescata un poco las cosas y demuestra lo que tres sintetizadores pueden hacer en las manos correctas. La decadente letra es rematada por los dolorosos azotes del teclado y es, por lejos, la mejor del disco: un tema de culto entre los seguidores de DM de toda la vida. Tora! Tora! Tora! resulta también interesante y ya desde entonces dejaba entrever que Martin Gore, era por mucho mejor letrista que Vince Clarke.

Dreaming of Me
Comenzando con la tradición depechiana en la que Martin Gore le da voz a un solo tema del disco (que siempre suele ser de los mejores), está Any Second Now (Voices), en la que  Gore ofrece una voz mucho mas cálida y expresiva que la de Gahan. A mitad del tema aparece uno de los mejores ganchos melódicos del disco: esas minimalistas y pegajosas siete notitas de teclado, que bien pudieron haberlas explotado hasta el cansancio, pero por fortuna sólo se repiten unos cuantos segundos y no vuelven a aparecer jamás. No puedo evitar pensar que es un tema bastante infravalorado. 

Por otro lado, aunque Just Can't Get Enough es sin duda la más conocida del disco y un ícono del synth-pop, no me agrada del todo, más que nada por su desvergonzada superficialidad. Por último, la apacible Dreaming Of Me (nombres egocéntricos sí los hay) se encarga de cerrar muy decentemente con su melodía hippiosa, entrañable y ese discreto solo del teclado. 

La inconsistencia (e incongruencia) de Speak & Spell es más que clara. Si la banda solamente hubiera publicado éste y su segundo disco, no duden que habrían permanecido en el olvido al igual que las incontables y sosas bandas new-wave y synth-pop propias de la época y por las cuales los 80's son tan odiados. Afortunadamente sabemos que la historia fue otra, y que la banda comenzaría a transformarse lentamente a partir de sus siguientes obras. 


"The map represents you, and the tape is your voice"

4 comentarios:

  1. No está nada pero que nada mal la reseña, crítica donde debe ser crítica. Me gusta que destaques temas como Tora Tora, Photographic y muy especialmente “Any second now”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces siento que soy muy cruel con este disco, jeje
      Un saludo, Johnny

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con la critíca, a mi Photographic me parece una pasada de tema y Tora Tora Tora es un temazo tambien.El tema Boys say go da miedo de lo gayer y chungo q es.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con la critíca, a mi Photographic me parece una pasada de tema y Tora Tora Tora es un temazo tambien.El tema Boys say go da miedo de lo gayer y chungo q es.

    ResponderEliminar